SALUD

La imprescindible labor de contención del virus de los responsables de vigilancia epidemiológica

Castilla y León Televisión - viernes, 22 de mayo de 2020

En esta etapa en la que recuperamos la movilidad, es clave tener controlados los nuevos contagios por COVID que se produzcan, para cortar la cadena de transmisión. Esa tarea recae en la atención primaria. Castilla y León cuenta con un equipo de más de 200 responsables de vigilancia epidemiológica. Popularmente los conocemos como rastreadores del coronavirus. Su misión en la desescalada es frenar la cadena de transmisión.

Hay que ser rápidos porque el contagio es exponencial. Pongamos un ejemplo: un madre de familia con síntomas tendrá que hacerse una prueba de diagnostico en menos de 24 horas y aislarse 14 días con su marido y su hijo. Pero éste, a su vez, se ha reunido con 10 amigos. También tendrán que aislarse.

Su tarea se complica en grandes ciudades si algunos de los contactos ha viajado en transporte público. Pero sobre todo lo que dificulta el trabajo de los rastreadores es que alguien no cumpla el aislamiento necesario.