Un robo fugaz

Robaron un hinchable de una nave de Villalobón... y lo devolvieron pasaron unos días. Es la curiosa crónica de un suceso con final feliz