Están por todas partes

ASAJA Palencia desmienten a Confederación Hidrográfica del Duero y aseguran que la excesiva vegetación en las riberas de los ríos es un factor clave en la proliferación de la plaga de los roedores. Por eso la organización agraria aboga de nuevo por la quema controlada de rastrojos y la limpieza de los cauces. Aunque el organismo de Cuenca ha retirado muchos de los cadáveres de topillos de los ríos y acequias, desde ASAJA advierten de que no se ha acabado con el problema.