Día de la Mujer

La fuerza violeta se ha convertido en marea en las calles de Castilla y León

  • Así han sido las movilizaciones por Castilla y León

Castilla y León Televisión - viernes, 8 de marzo de 2019

Castilla y León se volcó en la celebración del Día Internacional de la Mujer, con más de 116.000 personas ocupando las calles de las nueve capitales de provincia de la Comunidad, según la estimación de la Policía Nacional para reivindicar una igualdad real de derechos entre hombres y mujeres, y en protesta contra la violencia machista, la discriminación laboral y la brecha salarial. El color morado tiñó las calles de la Comunidad para aunar las voces de una sociedad que clama por plasmar una igualdad que alcance todos los ámbitos sociales.

Otras 25.000 personas participaron a lo largo de la mañana en las concentraciones celebradas en Castilla y León, de acuerdo a las estimaciones de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO. De acuerdo con los datos facilitados por la Consejería de Educación, 43.452 alumnos de Castilla y León no acudieron a sus centros públicos y concentrados para apoyar la huelga.

La jornada se desarrolló con escasas incidencias, entre las que sobresalen un piquete que irrumpió en la sede del Arzobispado de Valladolid, con consignas y gritos contra el papel de la Iglesia en la escuela; y otros piquetes que volcaron medio centenar de contenedores en el inicio del turno de madrugada del servicio municipal de limpieza de Valladolid y que cortaron la N-601, cerca de los accesos a Renault, provocando retenciones durante diez minutos también en el Colegio de San Agustín; en Segovia, la falta de planificación de los servicios mínimos obligó a paralizar tres quirófanos en el Hospital General, además de provocar cancelaciones en consultas externas y en los centros de salud por falta de médicos; y en Burgos la actuación de los piquetes impidió funcionar durante parte de la mañana a los autobuses urbanos.

En cuanto a las manifestaciones, la más madrugadora fue la celebrada en Ponferrada (León), que arrancó al mediodía con la participación de más de 7.000 personas según la Policía Nacional y cerca de 10.000 según los convocantes. Aunque el perfil mayoritario era el de una mujer joven, la movilización, que se desarrolló en un ambiente festivo entre cánticos y consignas, reunió entre sus asistentes a personas de ambos sexos y de todas las edades y condiciones, tras una pancarta en la que se leía: 'Juntas y fuertes, feministas siempre'.

Lucha todo el año

A las 19.00 horas partieron las manifestaciones convocadas en León, Palencia, Salamanca y Segovia. En León, alrededor de 30.000 personas según los convocantes y 18.000 según fuentes de la Subdelegación de Gobierno, se sumaron a la marea morada, por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y por la eliminación de la violencia de género. Una reivindicación que desde el colectivo convocante, la Plataforma 8M, aseguraron que "hay que mantener los 365 días del año" pero que en este día "hay que sacarlo a las calles" en aras de que "el cambio social que se está produciendo venga acompañado de un cambio legislativo". Por ello, llenas de "satisfacción" ante la respuesta "inaudita" de la sociedad leonesa en esta cita de este viernes, aseguraron que lo importante es que haya servido para "que se comprenda que las mujeres luchan por justicia social y por los derechos de las personas".

El ambiente festivo, aunque con un perfil general de mujeres jóvenes, atrajo a la manifestación tanto a hombres como a mujeres de todo tipo de edades, que juntos corearon cánticos como "Más recursos y menos discursos", "Si nos tocan a una nos tocan a todas", "Contra el patriarcado y su violencia, alerta y siempre resistencia", "Escucha, hermana, aquí está tu manda" o "Patriarcado capital, alianza criminal".

La marcha partió a las 19 horas de la plaza de Guzmán, para recorrer algunas de las principales calles de León y, tras pasar por Ordoño II, Gran Vía de San Marcos y la plaza de la Inmaculada, hasta llegar a la plaza de San Marcos, donde una de las mujeres miembro de la Plataforma convocante, Herminia Suárez, procedió a la lectura de un manifiesto.

En Palencia, más de 5.000 personas, según Policía Nacional, recorrieron este viernes las calles de la capital, en las que se pudieron escuchar proclamas que urgían a instituciones y políticos abordar la cuestión de género desde la unidad. Las concentraciones se repitieron en la mayoría de los pueblos de la provincia y reunieron a centenares de personas. Durante el recorrido se pudieron observar lemas como "Ni un paso atrás" o "Ha llegado el fin del patriarcado. Asimismo, en varios momentos un grupo de mujeres realizaron una danza tradicional maorí, denominada 'Haka Maori', como símbolo de lucha por la Igualdad.

La manifestación cerró con la lectura de un manifiesto en la Plaza Mayor de la ciudad, a cargo de la actriz Mercedes Herrero, que suscribió varios de los mensajes que lanzó en la concentración celebrada por la mañana junta a la estatua de la Mujer Palentina. Abordando aspectos contra la violencia de género o la brecha salarial y el techo de crista, ante la necesidad de trabajar unidos por una Igualdad real.

La más numerosa, Salamanca

La concentración más multitudinarias vivida en la Comunidad fue la de Salamanca, donde en torno a 30.000 personas según la Policía Nacional se manifiestaron dentro de la multitudinaria concentración que partió desde la plaza de la Concordia para recorrer, posteriormente, la avenida María Auxiliadora, la calle Toro y desembocar en la plaza Mayor. Enarbolando pancartas con lemas como 'Ni un paso atrás en igualdad. Nuestros derechos no se negocian', 'Contra la feminización de la pobreza. No a las pensiones de miseria', 'Contra la violencia machista, patriarcal, franquista y la opresión capitalista' o 'La prostitución es explotación', la concentración fue sumando personas desde las calles adyacentes a las del transcurso de la marcha para reivindicar no solo la reducción de la brecha salarial o la conciliación laboral y familiar, sino el fin de la violencia machista.

También se escucharon lemas por parte de las integrantes de la cabeza de la manifestación, del Movimiento Feminista de Salamanca, como "Nuestros cuerpos no provocan nada", "Os queremos vivas, libres y combativas", "De este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" o "Basta ya de brecha salarial", en un ambiente festivo y reivindicativo que impregnó la marcha de la manifestación.

En Segovia unas 11.000 personas, según datos oficiales de la Policía Nacional y la Policía Local, salieron este viernes a las calles de Segovia para secundar la convocatoria, con un recorrido entre la plaza de José Zorrilla y el Acueducto, en el que corearon frases como "Esto es Segovia. Segovia feminista" o "Segovia será la tumba del machismo". Las convocantes lograron superar en 2.000 participantes la cifra histórica lograda en 2018.

La manifestación salió con más de 15 minutos de retraso desde las inmediaciones de la Dirección Provincial de Educación como forma de reclamar una educación más igualitaria, con una gran pancarta, en la cabecera, en la que se leía: 'Paramos para cambiarlo todo'. Un grupo de percusión al ritmo de batucada contribuyó a incrementar el ambiente festivo que se respiró en las calles de Segovia durante todo el recorrido.

La portavoz de la Asamblea Feminista 8M Segovia, Lucía Casado, explicó que después de gran éxito y repercusión que tuvo la movilización de 2018, con 9.000 manifestantes, este año el esfuerzo ha sido mayor pero "el trabajo se ha visto recompensado", con una concentración feminista, celebrada este mediodía, con la "que ya nos hemos quedado asombradas".

El acto central de 8M en Segovia transcurrió por la calle Antonio Machado, para parar frente a un centro de salud, y continuó por el Paseo de Ezequiel González, pasando por delante de la Comisaria Provincial, como símbolo de la lucha contra la violencia de género con cánticos como "denuncia archivada, mujer asesinada", "no es no, lo demás es violación" o "no, no no. No tenemos miedo". La masiva movilización finalizó con la lectura de un manifiesto, a los pies del Acueducto.

Ya a las 20.00 horas iniciaron su marcha las manifestaciones de Ávila, Burgos y Valladolid. En Ávila, alrededor de 2.500 personas (se habló de 2.200 desde fuentes policiales y de 3.000 desde sindicatos) participaron en esta marcha que se abrió con una pancarta que proclamaba a las mujeres 'Unidas y fuertes, feministas siempre'. Más atrás se llevaban otras pancartas con lemas como 'Nativa o extranjera, la misma clase obrera', 'Para cambiarlo todo, feminismo' o 'Feminismo no es lo contrario que machismo'. Y con ellas frases gritadas, al ritmo de tambor, que volvían a gritar que 'El reparto de tareas, que se estudien en las escuelas', 'No somos princesas, somos dragones', 'Ni un paso atrás', 'Agresión machista, respuesta feminista'.

No faltó el color morado en ropa, gorros o flores para reivindicar la necesidad de la igualdad en esta cita capitaneada por la Asamblea Feminista de Ávila formada por los colectivos Asamblea Feminista Casa de Abril, Avivig, Komando Malva, Amnistía Internacional, IU Pensiones Públicas, Coesppe, Stecyl, Comisiones Obreras, UGT, CGT, Trato Ciudadano, Podemos y Equo. La manifestación de la tarde, que partió del Grande y se dirigió a la Subdelegación del Gobierno, sirvió como colofón a una jornada llena de actos.

Ni un paso atrás

En Burgos miles de personas (14.000 según los datos de la Policía Nacional) se manifestaron al grito de 'no tenemos miedo' para reivindicar sus derechos laborales y en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres. La concentración comenzó en la Plaza del Cid y continuó por las calles burgalesas, animando a los vecinos y espectadores a unirse a la lucha. 'Somos el grito de las que ya no tienen voz', 'Las niñas ya no quieren ser princesas, quieren ser quieren ser alcaldesas' o 'Si mañana me toca a mí quiero ser la última', son algunas de las frases que podían leerse y que las mujeres pronunciaban durante su marcha.

La violencia, el acoso sexual y los asesinatos que sufren las mujeres fueron algunos de los temas que se reivindicaron este viernes, con frases como 'De camino a casa quiero ser libre, no valiente', los manifestantes marcharon en defensa y recuerdo de las mujeres asesinadas.

En Soria la estimación que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado realizaron de los manifestantes ascendió a 3.500 personas. Y en Valladolid 25.000 personas según las estimaciones de la Policía Nacional se dieron cita en las calles del centro histórico para alzar la voz a favor del feminismo y reclamar una sociedad más igualitaria y justa.

La manifestación partió puntual de la calle Ferrari, en las inmediaciones de la Plaza Mayor, encabezada por las integrantes de la Asamblea 8M Valladolid, con una pancarta en la que reclamaban "un feminismo de clase, intersectorial y combativo". Una de las responsables del área de comunicación de la plataforma, Mónica Fernández, lamentó los "intentos de apropiación" y las "trabas institucionales" que han sufrido desde que comenzaron los preparativos medio año atrás, con "acusaciones de poca horizontalidad" que considera "decepcionantes", ya que, según apuntó, se han volcado en la organización con "mucha ilusión y esfuerzo".

El discurrir de los manifestantes transcurrió lento, debido a diversos cortes entre los muchos grupos participantes, y recorrió la calle Santiago para acceder a la Plaza Zorrilla, desde donde los manifestantes prosiguieron su marcha hasta la Plaza de España, rumbo a la Plaza de la Universidad por López Gómez, para concluir el recorrido en la Plaza de Portugalete, en las inmediaciones de la catedral.

Lemas como 'Ni un paso atrás', 'Sin igualdad no hay democracia', 'Organizadas cambiamos el mundo', 'Ni prostitución ni vientres de alquiler, también son violencia de género' y gritos de 'No es no, lo demás es violación', la marcha transcurrió sin incidentes, animada por varios grupos de batucada o colectivos como las funcionarias de prisiones, que se dejaron oír entre la muchedumbre.

La concentración más tardía en arrancar, partió a las 20.15 horas de la Plaza de la Constitución de Zamora. Allí miles de personas (8.000 según fuentes policiales) secundaron la convocatoria para reivindicar la igualdad entre mujeres y hombres "en todos los sectores y en todos los ámbitos de la vida".

La comitiva, encabezada por sendas pancartas en las que se podía leer "Ni un paso atrás. Igualdad" y "#VivasLibresUnidas por la igualdad", recorrió las calles Santa Clara, Benavente y San Torcuato, entre otras, se unieron muchas personas a la manifestación hasta llegar a la Plaza Mayor, donde se leyó el manifiesto feminista.

Mujeres y hombres mostraron carteles en los que se leía "Hasta la igualdad, siempre", "Sin Hermione, Harry habría muerto en el primer libro", "Quiero para nosotras lo que mi abuela no tuvo", "No viole, señor", "Piensa a quién vas a votar. Miles de mujeres fueron encarceladas para que ejerciéramos ese derecho" y "El feminismo busca la integración".

Comentarios
Comentarios 0 comentarios
Haz tu comentario
*Nombre *Email Web
*Comentario:
*Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de rtvcyl.es
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • rtvcyl.es se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
Cyltv Titulares