DEPORTE

La nueva ley del Deporte amplía su regulación a la actividad física como un elemento de salud

  • La consejera de Cultura y Turismo espera que el proyecto de ley llegue a las Cortes antes del verano.

Ical - jueves, 15 de marzo de 2018

La nueva ley del Deporte de Castilla y León amplía su regulación, entre sus novedades, al ejercicio físico como un elemento de salud y ante el incremento experimentado en la Comunidad y recoge el deporte popular y las competiciones deportivas, tanto oficiales como no oficiales, dado que se celebran más de 36.000 eventos de este tipo.

El Consejo de Gobierno conoció este jueves el anteproyecto de ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León, cuyas novedades detalló en la rueda de prensa posterior la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, quien expresó el deseo de que el texto entre en las Cortes antes del verano.

García Cirac destacó que ''se da un paso más'' en la modernización de una norma que data de 2003 con la inclusión de la actividad física y el reconocimiento de las profesiones físico-deportivas y resaltó que se contará con un texto ''más ágil, ambicioso, dinámico, global, facilitadora y sencilla en su aplicación.

La nueva norma aumenta el espectro de realidades deportivas que regula, con la inclusión del deporte popular, además del nuevo impulso que se imprime a la práctica deportiva federada, escolar y universitaria. También incluye el ejercicio físico y la regulación del ejercicio de las profesiones físico-deportivas. De ahí, la nueva denominación de Ley de la actividad físico-deportiva, frente a la actual Ley del Deporte. En concreto, se regula el ejercicio físico como herramienta generadora de salud y bienestar entre la población.

Asimismo, se vela por los derechos, la salud y la seguridad de las personas que practican deporte o ejercicio físico. Todo ello a través, también como novedad, de la ordenación y regulación del ejercicio de las profesiones físico-deportivas; además de garantizar y mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen a la población y generar un empleo más estable y protegido.

Al mismo tiempo, se establecen, por primera vez, las profesiones de monitor deportivo, preparador físico, entrenador deportivo, y director deportivo, las cualificaciones necesarias para su ejercicio y el procedimiento para su obtención.

El Anteproyecto se centra más en el deportista y despliega todo un nuevo catálogo de derechos y medidas de protección, además de procurar su inserción social y laboral cuando se abandona la práctica deportiva. Por otra parte, se desarrolla una nueva política de ordenación y planificación de las infraestructuras deportivas, con nuevos instrumentos para mejorar el parque de instalaciones locales y autonómicas, como los planes directores de instalaciones deportivas de ámbito local o la nueva figura de instalación deportiva de interés autonómico.

También se contempla y amplía la atención especial a determinados grupos sociales como las personas con discapacidad, los menores, las personas mayores y se introducen nuevos colectivos como los inmigrantes y los desempleados. Además, vela por la igualdad efectiva de géneros y el impulso a la práctica deportiva femenina, con medidas que incrementarán su inserción en todos los estamentos del deporte. El nuevo texto garantiza la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la actividad físico-deportiva.

Código de buen gobierno

Entre las novedades, se introduce medidas de buena gobernanza en las federaciones deportivas, impulsando la transparencia, así como la asunción obligatoria de un código de buen gobierno. También se integran nuevos instrumentos de fomento, desarrollo y modernización de la práctica deportiva, como la nueva forma asociativa de club deportivo popular y la posibilidad de secciones deportivas dentro de entidades públicas o privadas, la nueva licencia deportiva escolar, que será gratuita y la posibilidad de licencia deportiva popular para los deportistas no federados o el aprovechamiento de las instalaciones deportivas de los centros escolares.

Se regulan, de una manera mucho más precisa, los requisitos para la celebración de competiciones deportivas, tanto oficiales como no oficiales, atendiendo al importante incremento que han experimentado en los últimos años. En la Comunidad, se celebran más de 36.000 competiciones federadas al año, entre ligas, campeonatos y eventos extraordinarios, sin contar con las competiciones escolares y populares. El objetivo es proteger la seguridad, la salud y los derechos de los deportistas que participan en ellas y hacerlas más atractivas para la población.

Por último, se moderniza todo lo concerniente al deporte federado, mejorando todos los procedimientos, para generar más oportunidades de práctica deportiva, reforzando la labor de las federaciones. Se introducen medidas facilitadoras para una gestión más dinámica de estas entidades, como la precisión de conceptos en cuanto a las funciones públicas delegadas y las funciones propias o las posibilidades de regulación interna de la disciplina deportiva.

Comentarios
Comentarios 0 comentarios
Haz tu comentario
*Nombre *Email Web
*Comentario:
*Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de rtvcyl.es
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • rtvcyl.es se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.