POLÍTICA

Presentada la moción de censura contra Sánchez Cabrera, presidente de la Diputación de Ávila, para 'recuperar la normalidad'

  • Ha sido registrada a primera hora de la mañana de este miércoles con la firma de doce diputados del PP y el representante de UPyD

Ical - miércoles, 13 de marzo de 2019

Doce diputados del Grupo Popular y el representante de UpyD, Carlos Morla Herranz, en la Diputación Provincial de Ávila han firmado la moción de censura que se ha presentado a primera hora de la mañana de este miércoles contra el presidente de la institución provincial, Jesús Manuel Sánchez Cabrera.

Minutos después de registrarse la misma, el portavoz del equipo de gobierno, Juan Pablo Martín, acompañado del vicepresidente primero de la Diputación, Carlos García, que ha sido propuesto como candidato para presidir la institución si prospera la moción, y de los otros diez diputados populares que la han rubricado (el resto de miembros del Grupo Popular a excepción de Ángel Jiménez), han comparecido en rueda de prensa para explicar que la moción tiene como objetivo recuperar la "normalidad" en la Diputación Provincial, y viene motivada por el "rechazo frontal" a que Sánchez Cabrera no haya presentado su dimisión como presidente de la misma después causar baja del Partido Popular el pasado 1 de marzo, y anunciar su pase a Por Ávila, formación por la que será candidato a la Alcaldía de la capital.

Juan Pablo Martín afirmó que esta situación supone "la desvirtuación absoluta de la representación de las diputaciones provinciales". "Los diputados provinciales lo somos en función de representantes de una partido político por el que somos elegidos y un partido judicial concreto". A su vez, recalcó que Sánchez Cabrera, desde el momento en que causó baja del PP, "perdió su legitimidad política para continuar en la Presidencia". El portavoz del equipo de gobierno insistió en que continuar con esta situación supone "subvertir el mandato democrático de los abulenses, que eligieron por mayoría absoluta un presidente del PP, y cuya voluntad de permanecer en esta situación estaría claramente violentado".

Martín precisó que la acción de Sánchez Cabrera es un caso de "transfuguismo político, que sume a la Diputación, la primera institución de esta provincia y emblema del mundo rural, en una grave crisis, socavando su dignidad institucional y su credibilidad ante los ciudadanos". También recalcó que esta situación supone "la utilización de la institución provincial al servicio de una estrategia deliberada consistente en el uso propio de los medios por su condición de presidente para construir un proyecto político que es totalmente ajeno a la Diputación y a los pueblos de la provincia, aunque eso sí, valiéndose de ellos para hacerlo posible". Destacó la "degradación de la institución provincial a un mero instrumento al servicio de quien la preside en este momento".

Juan Pablo Martín insistió en que los firmantes de la moción consideran que "no hay ninguna persona, ni ningún partido político por encima de las instituciones, de su integridad y de su dignidad institucional". De igual modo, expuso que "la gravedad del momento exige la adopción de medidas extraordinarias", a las que nunca pensaron que tendrían que llegar, pero que "se han hecho inevitables ante la situación de la que es responsable Sánchez Cabrera".

También recordó que habían apelado a la "responsabilidad" del presidente "exigiendo su dimisión voluntaria, que ha sido expresamente rechazada". Y precisó que "tampoco Sánchez Cabrera ha adoptado ninguna propuesta para someterse voluntariamente a la confianza del Pleno".

"El objetivo que perseguimos es recuperar la normalidad institucional y permitir la finalización de la legislatura con una Diputación Provincial de Ávila en la que se respete la representatividad política que los abulenses dictaminaron en las pasadas elecciones municipales, con una Diputación volcada en los pueblos y en lo que de verdad es importante para los ciudadanos, la defensa del mundo rural, la prestación eficiente de los servicios y la asistencia a los ayuntamientos de esta provincia".

Tras dar lectura a este comunicado, y sometido a las preguntas de los periodistas, Juan Pablo Martín afirmó que más allá de las 13 personas que han firmado la moción de censura, "lo transcendente será el resultado de la votación del Pleno", y "ver qué grupos políticos apoyan la situación del presidente actual". Ese Pleno se celebrará el 27 de marzo, diez días hábiles después de su registro según establece la ley, según recordó Carlos García.

El portavoz del equipo de gobierno también aseguró que no tienen "ninguna duda" de que la moción saldrá adelante y defendió que "la moción de censura es un instrumento legal, previsto en el ordenamiento, y se dirige contra quien ostenta la presidencia, con independencia del grupo político al que esté adscrito en este momento, y lo se exige para su presentación es el número de la mayoría legal de los diputados, con independencia de su pertenencia a un grupo o a otro".

Por coherencia

Por su parte, Carlos García insistió en que desde el pasado 1 de marzo, momento en que Sánchez Cabrera anunció que dejaba el PP, ha manifestado en repetidas ocasiones que "contaba con la gran confianza del Grupo Popular de la Diputación". Añadió que "es obvio que no es así". Y recordó que "se le ha trasladado que esa misma coherencia y esa misma dignidad de la cual hizo gala el presidente al presentar su renuncia se utilizara para no emplear los fondos de todos y cada uno de los municipios a su interés, que presentara la dimisión lo antes posible" y eso no se ha producido.

Por ese motivo, recalcó, "para recuperar la normalidad institucional" y la "dignidad de esta institución y lo que representa y a quien representa" se han visto obligados a presentar esta moción de censura. "Con esta moción damos una manera de cumplir con la obligación moral, ética y política como Partido Popular de la Diputación Provincial de Ávila". A su vez, ratificó que cuentan con el respaldo tanto de la dirección nacional como autonómica del PP.

En cuanto a las posibles repercusiones que puede tener la presentación de la moción en estos momentos, a dos meses de las Elecciones Municipales, Juan Pablo Martín afirmó que "en este momento importante en la historia de la Diputación, el tacticismo político queda en un segundo plano".

Finalmente, y sobre el hecho de que Ángel Jiménez no haya firmado la moción de censura, Carlos García puntualizó: "Todas las personas que han querido intentar revocar esta situación de anormalidad en esta casa estamos aquí reunidos, y aquellas personas que han entendido que esa situación la quieran seguir apoyando, no se encuentran aquí en este momento".

Comentarios
Comentarios 0 comentarios
Haz tu comentario
*Nombre *Email Web
*Comentario:
*Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de rtvcyl.es
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • rtvcyl.es se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
Cyltv Titulares