AGRICULTURA

Una forma sostenible de luchar contra el topillo

  • En Rueda, Valladolid, instalan cajas para que aniden cernícalos y lechuzas que mantengan al roedor a raya

Maite Bueno/ rtvcyl.es - sábado, 31 de marzo de 2012

La localidad vallisoletana de Rueda se ha sumado hoy al proyecto ‘Control biológico de plagas de topillo’ impulsado por la ONG Grefa que consiste en la instalación de medio centenar de nidales para que en ellos aniden especies depredadoras como el cernícalo vulgar y la lechuza. Se trata de incrementar la población de estas aves para evitar la proliferación en los cultivos de estos roedores.

Así lo explica el coordinador del proyecto, Alfonso Paz, que hoy participó, junto con una decena de personas, en la instalación de estos 50 nidos que, previsiblemente, en unas semanas ya tendrán sus primeros ocupantes. Se trata, según indica, de que en este tipo de campos, donde apenas hay árboles, las aves rapaces tengan un lugar donde anidar para evitar que viajen a otras zonas; la población de aves rapaces se multiplicará y estas reducirán considerablemente el número de topillos al tener que alimentarse de ellos.

Tradicionalmente, la lucha contra las plagas de topillos se establece con tratamientos químicos que, al fijarse en la semilla no solo acaban con los roedores, sino que también terminan con otro tipo de especies. Sin embargo, este proyecto es sostenible medioambientalmente ya que con la sola instalación de estos nidos es el propio sistema natural quien elimina el exceso de roedores.

 

Cyltv Titulares