ECONOMÍA

Barrios pide al Gobierno que no "demonice" a los empresarios y genere "polémicas estériles" sobre los despidos

  • El consejero de Empleo e Industria espera que "esta pandemia provoque un despertar de la razón y colaboremos entre todos"

Ical - sábado, 28 de marzo de 2020

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, exigió este sábado al Gobierno que deje de "demonizar" a los empresarios y de generar "polémicas estériles" con medidas sin sentido sobre el despido de trabajadores en su nuevo real decreto frente al coronavirus, cuando no se derogan las causas objetivas para echar a la calle a un empleado.

Barrios expuso su perplejidad por la medida aprobada el viernes por el Gobierno para prohibir los despidos, que "no termina de comprender" cuando "nadie" ha derogado las causas objetivas que se contemplan en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores y sólo se habla de expedientes de regulación temporal de empleo (artículos 22, fuerza mayor, y 23, causas organizativas y productivas) en los que no cabe el despido.

"Hablamos de suspender contratos o reducir jornadas, no hablamos de extinguir empleo. Por qué esta polémica, nadie ha derogado el articulo 52 del Estatuto de los Trabajadores", se preguntó.

"El real decreto del Gobierno no habla en ningún momento del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores y seguirán existiendo los despidos por causas objetivas", dijo, para recordar que "nueve de cada diez despidos en España son de carácter individual no colectivos". Asimismo, comentó que "no puede decir que será el sistema judicial quien resolverá, porque estamos en un momento de no demonizar a nadie para que haya el equilibrio necesario entre empresa y trabajador, hay que ayudar a ambos".

Barrios repitió que "podrá haber despidos por otras cusas" y rechazó de nuevo abrir una polémica que "no hay que abrir", porque "no podrá haber despidos en los ERTEs, porque no puede haber; son por reducción o suspensión de jornada, por eso se paga la cuota a la Seguridad Social y la prestación".

Con todo, Barrios insistió en que desde la Junta cooperarán con el Gobierno y con la labor de la Inspección en la tramitación de los ERTEs. "Debemos colaborar y no generar polémicas en este momento", sentenció. Germán Barrios se puso al lado del Gobierno en cuanto a la solicitud de una plan de ayuda europeo, y defendió que "se necesita una respuesta coordinada y solidaria dentro de la UE". "Estamos ante un desafío global, que requiere de una respuesta global", dijo, para advertir de que "sin sur no hay norte, y espero que esta pandemia provoque un despertar de la razón y colaboremos entre todos". 

Cooperar, no demonizar

Germán Barrios explicó que ha mantenido contactos telefónicos con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la que remitió un carta hace unos días poniéndose en "total colaboración" para paliar la situación del coronavirus que "está causando estragos" entre los trabajadores y los empresarios. En este sentido, pidió a la responsable gubernamental que reparta cuanto antes los fondos de la Conferencia Sectorial para el sostenimiento del empleo y que permita utilizar partidas como las de formación para mantener los puestos de trabajo, además de reclamar una agilización de la tramitación de los ERTEs para "no colapsar" las oficinas de Trabajo.

En este sentido, rechazó que deba haber una constatación de las causas de fuerza mayor en los ERTEs por parte de los Gobierno regionales, lo que evitaría el 90 por ciento expedientes que entran oficinas de Trabajo, porque ya hay marco jurídico estatal general en este sentido.

Asimismo, criticó el silencio positivo de cinco días para los expedientes del diez por ciento de las empresas que no ampara el real decreto, que deben alegar causas económicas, productivas y organizativas, y pidió su ampliación a 15 días para poder estudiar todos los casos "uno por uno". Al respecto, explicó que el silencio estimatorio puede perjudicar a muchas empresas, si después se revisan negativamente su situación.

Barrios explicó que el nuevo real decreto también incluye un formulario para aclarar la tramitación de los ERTES, que ya aprobó la Junta, recordó, el pasado 18 de marzo. "Desde ese día ya estamos dando una solución de teletramitación con un formulario claro", que solo exige la constatación de la actividad y el nombre comercial y del empresario. Al respecto, le pareció "perfecto" que el Ejecutivo central "lo clarifique ahora".

El consejero defendió el gran trabajo de las oficinas de Trabajo junto a la Inspección, y afirmó que están trabajando con el Gobierno "para solucionar problemas e incorrecciones" no para demonizar al empresario, porque, repitió, "debe haber un equilibrio entre empresario y trabajador". "Vamos a sostener el empleo en la medida de los posible", dijo, para argumentar que ese reto pasa también por sostener a la empresa. Germán Barrios rechazó hablar de "mecanismos de control-" y prefirió referirse a los "mecanismos de colaboraciones" porque "debe haber equilibrio, porque sin empresa no hay trabajadores". "Nos debe preocupar las personas", dijo.

El consejero ensalzó una y otra vez la gestión "excepcional" que se está acometiendo de la situación desde las oficinas territoriales de Trabajo mediante el teletrabajo "sol a sol" para atender a las miles de llamadas sobre asuntos laborales que llegan a través del 012, y defendió las medidas que han puesto en marcha de "agilización y simplificación" de solicitudes de prestaciones. Barrios pidió al Gobierno, en este sentido, que si no puede pagar a los parados el día 10, que "abra ventanas", para que no tengan que esperar un mes, sino que puedan acceder en fechas intermedias. Además, constató su impulso en materia de intermediación, lanzando ofertas en 48 horas las ofertas a sus 6.000 inscritos en la base de datos por SMS y correo electrónico .

Un plan equlibrado

Germán Barrios también repasó el plan de apoyo a trabajadores y empresa suscrito el pasado miércoles en el seno del Consejo del Diálogo Social, que movilizará 220 millones de euros, que refleja el "equilibrio" en Castilla y León entre empresarios, sindicatos y Junta, 18 medidas que "tienen en cuenta a todos". "Son ayudas directas que pondremos en vigor más pronto que tarde", dijo. 

Barrios analizó el paquete "extraordinario" y recordó las ayudas para complementar los salarios a los trabajadores afectados por ERTEs, con hasta diez euros por jornada, unos 300 euros al mes, que suponen el 32 por ciento del SMI.

Asimismo, felicitó los apoyos para conciliación, para reducción de jornada y excedencia laboral, con hasta 250 euros por mes. Puso sobre la mesa además, el subsidio de 430 euros parea aquellos desempleados sin ayuda, extensivo a los autónomos y las empleadas de hogar, para las que pidió más apoyo por parte del Gobierno.

Especial atención, dijo, se prestará a más de 40.000 trabajadores por cuenta propia, con proyectos como el "Seguir Adelante", para ampliar la tarifa plana seis meses, rebajando las cuotas a 60 euros (467 euros) a 2.800 autónomos. Asimismo, se refirió a los apoyos "Reinicie su Actividad", con una aportación para reducir el 40 por ciento de las cuotas Seguridad Social al menos tres meses, para que salgan con mayor empuje, que puede llegar a 30.000 autónomos; y el programa "Segunda Oportunidad", con ayudas de hasta 5.000 euros para que emprendan de nuevo. Asimismo, recalcó los 20 millones que irán para liquidez del colectivo.

Por último, se refirió a las ayudas a la contratación, con 8.000 euros para todos los que den empleo a un despedido por la crisis del virus, y mantengan el puesto un año, junto a subvenciones de 3.500 euros para contratos de interinidad; de 5.000 en prácticas y 10.000 para indefinidos.

"Son medidas muy potentes junto al aplazamiento de impuestos, liquidez, apoyo al teletrabajo o complemento de un 25 por ciento más desde el 50 por ciento actual del SMI a discapacitados de difícil empleabilidad", concluyó.