PREMIO ICAL 2019

Manuel Muiños, Premio Ical 2019: 'Vocación sacerdotal y social'

  • Manuel Muiños ha compaginado su vida pastoral en los pueblos de Salamanca con su labor en Proyecto Hombre
Más Imágenes
 - rtvcyl.es

Ical - lunes, 16 de septiembre de 2019

A los 15 años, entró en el seminario menor de San Pelayo, en la localidad gallega de Tuy. Pero no fue hasta su llegada a Salamanca cuando Manuel Muiños (Redondela, 1966) encontró "sentido" a su vida "como sacerdote y como persona". La primera faceta lo llevó a emprender un camino pastoral por pueblos como San Morales, Aldearrubia, Huerta, Pelabravo, Cilloruelo, Encinas de Abajo, Villaseco de los Reyes, donde es Hijo Adoptivo, y Cordovilla, lugar al que recuerda que le envió el entonces obispo de Salamanca, don Mauro, "para unos meses y ahí sigo".
 
Y es que el mundo rural, "muy entrañable, muy familiar, donde se hace de la vida encuentro", le transmite todavía hoy a Muiños "muchos sentimientos, mucha vida". Una vida, la de los pueblos, que sin embargo se desvanece en una "realidad compleja" que para el sacerdote gallego afincado en Salamanca "es muy dura y muy triste": la despoblación. Por ello le pide a su tierra de acogida que sea "más reivindicativa", porque aunque es "solidaria y acogedora como la que más, se olvida de invertir en sí misma, le falta sangre en las venas".
 
En cuanto a la persona, sufrió una transformación a finales de los años 90. "En San Morales apareció una iniciativa para chavales con problemas de adicciones, conocí otras realidades y aparecí en Proyecto Hombre Burgos para ver cómo funcionaba", explica Muiños, quien confiesa que le "llenó tanto, que lo que iban a ser 15 días se convirtió en un año viajando a Burgos, Valladolid y Asturias para formarme". Así surgió la Fundación Alcándara y Proyecto Hombre Salamanca, una iniciativa "providencial" que apareció en la vida de Muiños cuando su planteamiento sacerdotal "no tenía nada que ver con esto". "Pero a veces mi jefe escribe derecho con renglones torcidos y te la lía, y a mí me la ha liado gorda, porque mi vida sacerdotal ya va adherida a Proyecto Hombre", cuenta Muiños, a quien la iniciativa le ha "unido más a la Iglesia y al Evangelio".
 
Llegaron después los premios de Cruz Roja, el de Valores Institucionales de la Junta de Castilla y León y la Cruz del Mérito Policial con Distintivo Blanco. Galardones que aportan "motivación, aliento y compromiso" pero que también conllevan "una carga de responsabilidad tremenda, porque cada premio que recibes te recuerda que hay una tarea enorme por hacer". La de un hombre y un proyecto que trata de devolver a la sociedad a aquellos que un día quedaron apartados.

Comentarios
Comentarios 0 comentarios
Haz tu comentario
*Nombre *Email Web
*Comentario:
*Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de rtvcyl.es
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • rtvcyl.es se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
Cyltv Titulares