ÚLTIMA HORA Localizan muertos a un matrimonio y sus dos hijos en su casa en La Orotava (Tenerife)

Cuentos en la bruma

Hechos misteriosos, desconocidos y enigmáticos viven en distintos pueblos de Castilla y León. Cada semana, Sergio G. Saseta recorre la región para descubrirlos. 

 

 

 

 

 

Sábados, CyL 7-00:00h

Cuentos en la bruma (83)

Cuentos en la bruma (83) - 16/12/2017

Cuentos en la Bruma.- (82) El mito del ejército romano y pueblos fantasma de Zamora

- Roma jamás habría sido un Imperio sin la mayor máquina de guerra jamás creada por el hombre: su ejército. - La provincia de Zamora está salpicada de decenas de pueblos con casas, iglesias, cuarteles? pero sin ningún vecino. Escenarios propios de un apocalipsis que esconden derás de su nombre una historia de abandono.

Cuentos en la bruma (81).- El lenguaje de la piedra

Cuentos en la bruma (02/12/2017) El arte románico fue una forma de entender los edificios religiosos en base a la reforma litúrgica que se produjo hace ya más de medio milenio. Exteriormente pequeños, austeros y elegantes, las iglesias románicas esconden tras sus muros y piedras mensajes claros ?como puñetazos?, pero que 800 años después de ser escritos parecen imposibles de descifrar.

Cuentos en la bruma (80) .- 500 aniversario de la llegada de Carlos I a España

Cuentos en la bruma (25/11/2017) El segundo capítulo comienza con el enfrentamiento entre Carlos y su hermano. Un encuentro que tuvo lugar en la localidad vallisoletana de Mojados y del que pudo salir una auténtica guerra fraticida. Una tensión que acabó con el deseo de expulsar a Fernando de Castilla en un barco que, curiosamente, fue pasto de las llamas en el puerto de Pasajes y del que sólo se ha podido recuperar una pieza de artillería testigo de aquella historia. Menos tensas fueron las reuniones entre el heredero y su abuelastra, encuentros que muchos historiadores aseguran fueron mucho más que cariñosos. La llegada a Valladolid y el complicado recibimiento del futuro monarca fueron el broche de oro de aquel año 1517, que cambió para siempre el devenir de todo un continente.

Cuentos en la bruma (79).- El 500 aniversario de la llegada de Carlos I

Cuentos en la bruma (18/10/2017)

Cuentos en la bruma.- La Santander Mediterráneo y una corona para la virgen

En el primer cuarto del siglo pasado surgió en España la idea de unir el Mar Mediterráneo con el Cantábrico. El objetivo era encontrar una vía de comunicación que sustituyera a la larga travesía que debían de afrontar los barcos para unir los puertos de Sagunto y Santander. Ese trayecto ferroviario recibió en nombre de Santander Mediterráneo. Problemas políticos, económicos y la dilatación en el tiempo hicieron que el proyecto no llegara a concluir, pero sí a ver la luz en algunos sitios. Hoy, es posible viajar por las merindades. Allí vías, puentes, estaciones abandonadas y el que fuera mayor túnel de España, el túnel de La Engaña, permanecen como fantasmas que muestran al visitante lo que pudo ser un camino que hubiera cambiado para siempre la historia de Castilla y León.

Cuentos en la Bruma.- Los secretos del valle y un rayo de luz entre las tinieblas

Episodio 77.- Los secretos del valle y un rayo de luz entre las tinieblas (04/11/2017) - El Valle de Manzanedo ha sido uno de los lugares más aislados de nuestra Comunidad, gracias a ello conserva la huellas de un pasado milenario en forma de misteriosas construcciones. - El Monasterio de San Juan de Ortega, en los peligrosos Montes de Oca, vive cada equinoccio una particular milagro de la luz

Cuentos en la Bruma (28/10/2017).- El oro negro de Burgos y los pueblos bajo el embalse de Luna

En junio de 1964 cuando el reloj rozaba el mediodía y después de casi 150 intentos del pozo denominado Ayo-1 brotó el petróleo y lo hacía en la histórica comarca de La Lora, en el término de Valdeajos, en Sargentes de la Lora. Ese chorro negro supuso un hito para todo un país que puso esperanzado sus ojos en el primer y único campo petrolífero en tierra que existía y que parecía simbolizar un futuro esplendoroso. A Ayo-1 le siguieron más de 40 pozos que convirtieron a La Lora en el Oklahoma de España. Aunque la producción no era comparable a la de los grandes campos petrolíferos de Estados Unidos o Arabía, Sargentes de la Lora despegó. Hoteles, bares y gasolineras al servicio de los trabajadores que hasta allí llegaban. Poco a poco aquel empuje inicial se fue apagando y a comienzos de este año 2017 la extracción tuvo que detenerse. La licencia había agotado su tiempo y de la noche a la mañana los caballitos y su traqueteo se apagaron. Ahora los vecinos recuerdan aquellos tiempos de negra esperanza y confían en que en un futuro no muy lejano las máquinas vuelvan a funcionar y den vida a una localidad que se resiste a ver como su futuro se apaga. El resurgir de 16 pueblos En el año 1945 en paisaje de la comarca de Luna comenzó a cambiar para siempre y lo hacía a la sombra del que sería, y es, tercer embalse más grande de la provincia. Ese año comenzó a construirse el muro de la presa que cerraría para siempre no solo el horizonte de los Barrios de Luna, sino que también enterraría o mejor dicho, inundaría, la vida del valle. En 1956 el pantano fue inaugurado y con su llenado un total de 16 localidades desaparecieron para siempre bajo las aguas. Casas, campos de cultivo y hasta iglesias quedaron sumergidas bajo la profundidad de las aguas, pero ahora, cuando el emblase se encuentra bajo mínimos han vuelto a aflorar. Recorrer la antigua carretera supone un viaje al León de hace 60 años, caminar por calles que se quedaron sin almas, pero que aún conservan muchas historias que contar.

Cuentos en la bruma.- El cementerio altomedieval más grande de Europa y el milagro de la luz

Cuentos en la bruma.- El cementerio altomedieval más grande de Europa y el milagro de la luz (21/10/2017) Tierra de Pinares, en la provincia de Burgos, es en realidad la tierra de la muerte. En una pequeña extensión de terreno se localiza una de las mayores concentraciones de necrópolis altomedievales de toda Europa. Dicho de otra manera, cementerios excavados en roca que responden a un ritual de enterramiento pretérito en el que la fórmula y la orientación eran fundamentales. Revenga, Regumiel o Cuyacabras son las más conocidas, pero en la localidad de Palacios de la Sierra, sobre el Cerro del Castillo, se localiza la joya de la corona: la necrópolis del Castillo. Ya fue estudiada durante las décadas de los 60 y los 70, pero en aquel momento la arqueología en España no estaba especializada en este tipo de yacimientos. De aquellas investigaciones se descubrieron dos cosas: que había unas 500 formas de enterramiento y que existían estelas funerarias, algo que no es para nada frecuente. En pleno siglo XXI el equipo de arqueólogos encabezado por Asier Pascual ha decidido recuperar el que es el mayor cementerio altomedieval de toda Europa. Un lugar que podría acoger a más de 1.000 enterramientos y que tiene varias tumbas aún intactas, con restos humanos, ajuares, lajas y estelas de difícil interpretación. ¿Qué se puede saber de aquella comunidad? Una ermita, ya en ruinas, y los restos de un castillo parecen evidenciar que este era un lugar importantísimo por algún motivo y ese es uno de los retos a los que se enfrentan los investigadores, que apoyados por las nuevas tecnologías pretenden revivir a los muertos de la necrópolis del Castillo. El milagro de la luz El Camino de Santiago está repleto de mitos y leyendas. Algunas infundadas y otras inexplicables. En la variante sanabresa y en concreto en la localidad de Santa Marta de Tera un templo románico esconde en sus muros y capiteles mensajes labrados hace ocho siglos. Algunos de ellos son claros y responden a escenas de las sagradas escrituras, pero otro son más confusos. Cuando se producen los equinoccios de primavera y de verano (entres el 21-23 de marzo y 21-25 de septiembre) a primera hora de la mañana un haz de luz atraviesa un óculo situado en el ábside e ilumina un capitel en concreto: el de la ascensión a los cielos de Santa Marta. ¿Por qué? ¿Qué pretende simbolizar? Cuentos en la Bruma accede al interior del templo en el momento exacto en el que la luz ilumina a Santa Marta para descubrir qué puede significar.

CUENTOS EN LA BRUMA (14/10/2017).- El espíritu caballeresco y los fósiles de Monsagro en Salamanca

Hubo un tiempo en el que la guerra era prácticamente la única fórmula de diálogo. El único medio para solucionar cualquier conflicto entre reinos, condados, nobles. La más insignificante de las disputas acababa en el campo de batalla. Fue un tiempo en el que los caballeros se convirtieron en las estrellas de una sociedad en la que la vida valía muy poco y que poco a poco vio como la guerra pasaba a formar parte de la cotidianidad. Era necesario que los guerreros estuvieran entrenados, preparados tácticamente y siempre dispuestos a batallar y para ello, en tiempos de paz, se crearon los juegos de la guerra: los combates medievales. En realidad, combates simulados en los que las armas no poseían filo y que enfrentaban a caballeros de diferentes localidades que buscaban ganar prestigio y también riqueza. Con la llegada de las nuevas técnicas de combate, los caballeros desaparecieron y aquellos juegos también? Hasta que después de la caída de la URSS, la nueva Rusia y los países del este comenzaron a recuperar su pasado y, también, los combates medievales. Eso generó batallas demasiado reales que con el tiempo fueron reguladas: el deporte había renacido. En Castilla y León aquel espíritu caballeresco es defendido por los miembros del club Bohurt Castilla, el único equipo de la Comunidad que desarrolla la técnica de Combate Medieval Full Contact. Por primera vez y en primicia los componentes muestran cómo ha sido posible resucitar una actividad que murió hace 500 años. Armas, armaduras y combates reales para devolver a la vida el espíritu caballeresco. Los fósiles de Monsagro La localidad salmantina de Monsagro era el primer refugio para los peregrinos que desde tiempos ancestrales visitaban a Nuestra Señora de la Peña de Francia. Un paseo por sus calles permite observar, en las fachadas de las casas, extrañas rocas que muestran enigmáticas figuras que no parecen ?piedras normales?. Según los lugareños esas piezas provienen de la montaña y se trajeron únicamente por ser ?bonitas?. Décadas después prestigiosos científicos encontraron una explicación: aquellos rastros eran fósiles, fósiles de las huellas que dejaron unos seres que caminaban sobre el fondo del mar hace más de 250 millones de años. Una respuesta que dejó muchas más preguntas. ¿Un mar en la Peña de Francia? ¿Animales extintos? ¿Huellas de su movimiento? ¿Fósiles? Las respuestas a todas estas preguntas han convertido a Monsagro en uno de los lugares de peregrinación para cientos de curiosos y estudiosos que buscan en las fachadas de las casas las huellas del pasado

123456
SÍGUENOS: EN
Aconsejamos 1024x768 + Flash | Información corporativa | Aviso legal | Diseño + desarrollo escrol