REPORTAJES | Historia

Los maquis: ¿Simples bandidos o combativos opositores?

  - rtvcyl.es
Flickr por Por elvaz68
  • Rodríguez: 'La imagen del maquis como un bandolero es fruto de la propaganda del régimen'
  • Asume que protagonizó acciones armadas y violentas
Compartir
Compartir esta noticia en Tuenti Compartir esta noticia en Meneame Compartir esta noticia en Buzz Compartir esta noticia en Windows Live Compartir esta noticia en Delicious

Efe / León - domingo, 19 de junio de 2011

Para unos han pasado a la historia como simples bandidos que se echaron al monte al acabar la Guerra Civil. Nunca llegaron a "poner en jaque" al régimen, pero Franco se tomó "muy en serio" acabar con estos guerrilleros clandestinos, que abanderaron la oposición interna de la España de los años cuarenta.

Esa es la síntesis que el investigador de la Universidad de León y experto en historia franquista, Javier Rodríguez, hace de la ambivalencia del fenómeno del maquis en la memoria colectiva.

"No eran delincuentes, eran guerrilleros", incide Rodríguez, quien ha señalado que la imagen del maquis como un bandolero es fruto de la "propaganda" del régimen en su afán por destruir los apoyos sociales que el movimiento podía cosechar.

El Estado no llegó a sentir un "miedo real" de que la guerrilla fuera a ponerlo "en peligro", pero sí percibió que en algunas zonas estaba empezando a crear "problemas" en la vida cotidiana.

Sin una estructura unificada en todo el país, los grupos de maquis los comenzaron a nutrir excombatientes republicanos y represaliados que huían a bosques y parajes de difícil acceso, donde encontraban un lugar idóneo para esconderse de la Policía Armada y la Guardia Civil.

Estas incipientes guerrillas proliferaron en las zonas montañosas y fue en la comarca del Bierzo donde, según apunta Rodríguez, se creó en 1942 la primera agrupación "organizada" de toda España, denominada León-Galicia.

Rodríguez asume que el maquis protagonizó acciones armadas y violentas, como atracos, secuestros y asesinatos, si bien las circunscribe en el contexto de la "cruel" represión de la posguerra.

Tal vez su episodio más sonado fue el intento de invadir España a través del Valle de Arán en 1944, en el que cinco mil guerrilleros que trataron de cruzar los Pirineos fueron frenados por las tropas de Franco, apunta Rodríguez, que entiende que el maquis llegó a tener esperanzas de éxito acabada la II Guerra Mundial ante una posible intervención aliada en España.

A su juicio, una de las armas "más mortíferas" contra estos grupos fue la creación en 1942 de las "contrapartidas", unidades de la Guardia Civil que vivían en el monte al igual que ellos.

Además, el régimen amplió el campo de acción contra los guerrilleros y promulgó en 1947 la Ley de Bandidaje y Terrorismo, que fue la que propició -puntualiza Rodríguez- que se extendiera la "mitología de que solo eran bandoleros", lo que corrompió notablemente su imagen entre el pueblo.

En su opinión, la memoria colectiva ha sido "totalmente injusta" con estos guerrilleros porque se suele olvidar que lucharon contra una dictadura en unos años de "feroz represión" política.

Rodríguez lamenta que mientras en Francia se recuerda "con honores" a los combatientes antifascistas españoles -algunos de los cuales se unieron al maquis-, aquí no se les da el mismo reconocimiento.

"Pero la solución solo se logrará explicando bien la historia", reflexiona.

El movimiento del maquis comenzó a decaer en los años cincuenta debido a los buenos resultados de la represión y al acercamiento de los aliados a Franco en los primeros compases de la Guerra Fría.

A dichas circunstancias se sumaron un cambio en la estrategia del Partido Comunista de España (PCE) y el nacimiento de una nueva oposición de corte universitario, continúa.

"El maquis no acabó con el régimen, pero sirvió para proteger a muchos huidos de la represión y supuso un salto cualitativo", añade Rodríguez, quien recuerda a modo de anécdota que, aunque se encuadre como un movimiento de posguerra, hubo algunos combatientes que nunca abandonaron su lucha.

Se considera que el último de ellos fue José Castro Veiga "O Piloto", abatido a tiros en el embalse de Belesar (Lugo) en marzo de 1965.

Compartir
Compartir esta noticia en Tuenti Compartir esta noticia en Meneame Compartir esta noticia en Buzz Compartir esta noticia en Windows Live Compartir esta noticia en Delicious
Comentarios
Comentarios 0 comentarios
Haz tu comentario
*Nombre *Email Web
*Comentario:
Introduce el texto que aparece en la imagen:
*Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de rtvcyl.es
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • rtvcyl.es se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
Cyltv Titulares
Aconsejamos 1024x768 + Flash | Información corporativa | Aviso legal | Diseño + desarrollo escrol